Customer Centric ProcessesMarketing
ecommerce
4 noviembre, 2015

Similitudes entre el e-commerce B2B y el B2C

Puede que el comercio electrónico se haya venido entendiendo como algo más propio de modelos de negocio B2C. Sin embargo, en los últimos años, cada vez son más empresas B2B que utilizan el comercio online con sus proveedores de productos y servicios. Es más, las tendencias actuales del e-commerce B2C así como los hábitos y características del consumidor, se están trasladando a los modelos B2B. La razón se basa en que los vendedores B2B se han dado cuenta de que factores como la experiencia de cliente o la apuesta por estrategias omnicanales van a influir en el comportamiento de compra B2B.

Experiencia de cliente

Uno de los factores claves que va a impulsar la competitividad en el e-commerce en modelos B2B es apostar por implementar funcionalidades o capacidades que permitan diferenciarlos de la competencia. De esta manera, se ha de tener en cuenta:

  • Facilidad de búsqueda. Tanto si el comprador sabe lo que quiere comprar como si no, el buscador tiene que ofrecer búsquedas precisas entre todos los productos del catálogo. Las plataformas de e-commerce B2B tienen que permitir a los clientes localizar los productos, por ejemplo, de acuerdo a criterios como características específicas o precios. Por tanto, el buscador debe de ir más allá de las capacidades del tipo “auto completar”.
  • Personalización de la visita online. La página web debe diseñarse para adaptarse a cada usuario y ofrecerle recomendaciones basadas en sus últimas búsquedas realizadas o una lista con los productos más vendidos. Esto ahorra tiempo a los compradores y da la oportunidad a las marcas B2B de crear una conexión personal con estos.
  • Facilidad y rapidez de compra. Es decir, la posibilidad de realizar un pedido con múltiples items al mismo tiempo o la capacidad de hacer nuevos pedidos en solo unos clics.
  • Actualización constante del catálogo online.

Omnicanalidad

En el día a día del consumidor doméstico, los retailers les ofrecen la posibilidad de realizar sus compras en los distintos canales. Por ejemplo, comprar online y recogida en tienda o comprar online y envío a domicilio. Del mismo modo, la disponibilidad de múltiples canales en escenarios B2B es también una opción a tener en cuenta y más con datos como que el 76% de los compradores de productos B2B usan tres o más canales para informarse antes de realizar una compra.

Más de 8 de cada 10 compañías B2B están de acuerdo en que una estrategia omnicanal es crítica para el éxito a largo plazo de la misma en términos de lograr más ventas y beneficios. Además, el 85% reconoce que las decisiones de invertir en tecnología centrará la estrategia omnicanal.

Asimismo, las compañías B2B no han de subestimar el poder del móvil como parte de su estrategia omnicanal. La razón se basa en que los clientes de las empresas B2B compran cada vez más a través de su dispositivo móvil. De hecho el 44% de las compras de compañías B2B se han realizado a través de dispositivos móviles.

 

Por lo tanto podemos concluir que los factores que hacen que una experiencia en e-commerce sea exitosa en el mundo B2C se van a poder replicar en el B2B. Además, tratándose de comercio electrónico, es clave aprovechar las ventajas que proporciona la tecnología para facilitar la experiencia de compra del cliente corporativo y diferenciarse así de la competencia.

Sobre el autor

El equipo de comunicación del departamento de marketing de Prodware

0 comentarios

No hay ningún comentario todavía

Se el primero en comentar Click aquí

Marketing
 
Conquistar a los clientes del sector retail en las redes sociales...
 
Optimizar la relación con los clientes aprovechando el potencial de las...
 
Con una vida cada vez más volcada en el mundo digital,...
 
En cada interacción con las marcas, el consumidor espera recibir una...
 
Los consumidores cada vez cruzan más de un canal de compra...