Retail
omnicanal
3 abril, 2014

¿Por qué el Omnicanal ya no es opcional?

En el mundo del Retail, desde las grandes compañías del sector hasta los actores más pequeños, todos están convencidos ya de la necesidad de adoptar la vía del e-commerce para desarrollar su negocio, y al mismo tiempo, ven cada vez más claro que es necesario hacerlo a través del modelo de omnicanal. Pasada la etapa en que las grandes cadenas de retail incorporaron los medios online como forma de incrementar sus ventas, hoy toca modelar esos canales para que la experiencia de compra sea excelente en todos los sentidos, aportando así más valor a la relación comercial con el cliente, reteniéndolo y fidelizándolo.

Y en esa tarea, se hace imprescindible  poner en marcha una estrategia ominicanal, es decir, que permita transmitir esa experiencia positiva de compra al mismo tiempo a través de diversos canales: aplicaciones móviles, redes sociales y plataformas de venta en la nube. Pero la tarea es ingente: no basta con implementar esos canales, es necesario adaptar todo el proceso de fabricación y distribución para que responda adecuadamente a la demanda proveniente desde los mismos. Es decir, debe implicarse y transformarse toda la cadena: desde la logística y el almacenamiento, hasta las tiendas físicas pasando por los circuitos de venta o pedido online. Y todo, con un único fin: alcanzar la máxima eficiencia en el servicio para generar la mejor experiencia de compra posible.

Llegados a este punto, no es cuestionable si se debe o no contar con canales para complementar o transferir la información y procesos de venta desde lo físico hacia lo virtual. La cuestión ahora es cómo hacerlo y en esa dialéctica, el omnicanal se impone en términos de eficacia y resultados. Así lo ven ya hasta las empresas más pequeñas en un sector como el retail donde cualquier detalle en la cadena de valor puede marcar la diferencia con la competencia. Pero ¿cómo detectar esas diferencias? Y ¿cómo localizar el punto en el que se producen?

Ahora, además de adoptar esta estrategia, es necesario contar con sistemas de información inteligentes que permitan analizar la situación de toda la cadena al minuto y de forma adecuada. Sólo así será posible tomar la decisión acertada para mejorar cada paso en el proceso de fabricación, almacenamiento, distribución y venta, desembocando al final en esa experiencia positiva de la que hablamos. Conocer el coste exacto de estos procesos, desde todos los puntos de vista, así como los plazos en los que se desarrollan, por ejemplo, es esencial para determinar cambios en la cadena productiva de cara a mejorar en términos de eficiencia, productividad y flexibilidad. Todo, supeditado a la experiencia de compra del cliente final.Por todo ello, contar con sistemas tecnológicos que faciliten estas tareas ya no es opcional en el sector del retail, y marcará poco a poco la diferencia entre estar o no estar en el mercado.

Sobre el autor

Prodware Marketing

El equipo de comunicación del departamento de marketing de Prodware

0 comentarios

No hay ningún comentario todavía

Se el primero en comentar Click aquí

Retail
 
En las últimas décadas, pocos sectores han experimentado una evolución tecnológica...
 
En la era del consumidor, conseguir una visión 360° del cliente...
 
La pérdida desconocida genera caídas millonarias de ingresos en el comercio...
 
El éxito de un comercio puede medirse por el vacío que...
 
Potencia tu fuerza de ventas dotando a tus comerciales de herramientas...
 
La medición en tiempo real es lo más parecido que tenemos...