IT
Internet de las cosas: su impacto sobre la competitividad
22 octubre, 2015

Internet de las cosas: su impacto sobre la competitividad

De un tiempo a esta parte se están vertiendo ríos de tinta en torno al Internet de las cosas. Y no es para menos: las cifras muestran su enorme proyección económica, se ha empezado a estudiar su repercusión en la Industria, y ya se está hablando de cómo transformará la competitividad de las empresas. A este último punto se han dedicado algunos estudios, como el publicado por Harvard Business Review bajo el título “How smart, connected products are transforming competition”. En el mismo, se apuntan las claves que ayudan a entender cómo afectará el Internet de las cosas a la competitividad, después de que ya lo hicieran otras revoluciones tecnológicas antes, como la automatización de procesos de información en los 60, y la aparición de Internet en los 90:

  • Los productos “inteligentes” y conectados aunarán: monitorización, control, optimización y autonomía.
  • Requerirán nuevas plataformas tecnológicas
    • que faciliten la conectividad entre productos;
    • que suministren un espacio, como la nube, donde crear bases de datos que se alimenten de la información enviada por los productos;
    • que cuenten con herramientas de análisis para convertir los datos enviados por los productos en información de valor;
    • que incorporen acceso a los productos desde aplicaciones, mejorando su operatividad;
    • que estén dotadas de las medidas de seguridad oportunas;
    • que se consulten antes de la creación, fabricación y lanzamiento de un producto.
  • Modificarán la estrategia empresarial: Internet de las cosas marcará la forma en que las empresas crean valor y se diferencian unas de otras; desde el diseño y fabricación, hasta el modo de comercializarlos. Por ejemplo, al concebirse como objetos en red, conectados con otros productos, prácticamente se ofrecerán en paquetes o sistemas, como ya hacen algunos fabricantes. Por todo ello, las empresas tendrán que decidir si quieren posicionarse como fabricantes y distribuidores de sistemas, o de elementos sueltos capaces de integrarse en plataformas tecnológicas.
  • Obligarán a cuestionar: qué queremos que hagan esos productos; si se dirigirán de forma autónoma o desde la nube; si contarán con un sistema operativo abierto o cerrado; si su desarrollo tecnológico se hará interna o externamente; qué datos capturarán; cómo se gestionará su acceso ; si su distribución será directa o a través de canal; si requerirán modificar el modelo de negocio; si se venderán datos a terceros.
  • Nuevo panorama de ganadores y perdedores

Para caer en el lado ganador, las empresas deberán:

  • Atraer y retener el talento adecuado
  • Pensar de nuevo cómo afrontar el desarrollo de sus productos
  • Aportar valor a través de las funcionalidades de sus productos

Sobre el autor

0 comentarios

No hay ningún comentario todavía

Se el primero en comentar Click aquí

IT
 
El correo corporativo es el principal canal de comunicación empresarial entre...
 
Todas las empresas, sin importar su tamaño, están expuestas a la...
 
En los últimos años hemos asistido a un avance imparable de...
 
Las pequeñas y medianas empresas están demostrando su capacidad de adaptación....
 
El incremento del número de ciberataques ha evidenciado la necesidad de...
 
Durante los últimos 20 años, se ha producido un gran cambio...