Customer Centric ProcessesRetail
retailer
3 junio, 2011

¿Cuáles son las 11 prioridades de los Retailers para 2012?

A finales del año pasado, los consultores de Tompkins Associates lanzaron su lista de las 11 prioridades para las empresas detallistas: La lista es como sigue:

  1. Mejores Prácticas para la Venta al por menor
  2. Velocidad de acceso al Mercado
  3. Reducción de los niveles de inventario
  4. e-Commerce
  5. La incertidumbre, la agilidad y la visibilidad
  6. China como mercado
  7. Optimización gastos de transporte
  8. Gestión del personal
  9. Aspectos regulatorios
  10. La reducción de las pérdidas
  11. El aumento del conocimiento del consumidor

El equipo de Tompkins hace un excelente trabajo de la justificación de cada uno de estos puntos para aparecer en su lista principal de las prioridades de los Retailers. Como tal, en lugar de detallar cada punto aquí, le animo a hacer clic para leer este post completo. Una advertencia al artículo sin embargo, es que no se encuentra el “cómo” en ningún lugar de este estudio. Y en justicia, el “cómo” aplicar cada una de las prioridades anteriores no era una promesa implícita.

De hecho, el equipo de Tompkins concluye este post diciendo que esta lista da a los minoristas “mucho trabajo para la investigación, al foco en implementar y medir”.  Así que voy a llenar los 11 espacios en blanco, es decir, ¿ofreceré 11 soluciones para la aplicación de 11 prioridades de venta de los detallistas? Apenas. Pero les puedo ofrecer el conocimiento profundo de una solución global que puede contribuir al logro de la mayoría, si no de todas, de las prioridades anteriores. Demos un paso atrás y miremos el hilo común que unen cada una de nuestras prioridades. Si las prioridades son centradas en el proceso (es decir, la velocidad de llegada al mercado) o centradas en el cliente (es decir, un mayor conocimiento de los consumidores), cada una de ellas dependerá de que usted tenga una visión completa en cada eslabón de su cadena de suministro al por menor. Muchas de estas prioridades también dependerán de la capacidad de concentrarse en partes de su cadena de suministro para asegurar que usted puede hacer ajustes cuando sea necesario (es decir, la gestión de la incertidumbre, la agilidad y la visibilidad.) Una planificación de recursos empresariales (ERP), cuando se integra en sus procesos diarios, podría ser su respuesta. Echemos un vistazo a algunas de las prioridades de la lista Tompkins para determinar la forma en que lo podemos realizar:

Velocidad de acceso al Mercado En última instancia, el rápido acceso al mercado depende del movimiento de materiales o productos rápidamente fuera de sus almacenes y llevarlos a las puertas de sus clientes o tiendas. Al proporcionar visibilidad a sus empleados en cada parte de su cadena de suministro al por menor, y la generación automática de todo lo necesario para ello, desde informes sobre la marcha diaria a la activación de eventos en caso de retrasos, un sistema ERP le garantiza que todo lo que pueda romper su precisa cadena de suministros es supervisado debidamente para tomar conciencia de estos retrasos y resolverlos.

El aumento del conocimiento del consumidor mediante la integración con el CRM y Social Media, el ERP ayuda a crear una “Experiencia de compra conectada” donde los minoristas pueden asignar con exactitud las preferencias del consumidor a las existencias al por menor – y comprar sólo el producto que sea necesario para que coincida en tiempo real con la demanda del consumidor-. (Nota – En este sentido, el ERP también ayuda a “reducir las “pérdidas” y “reducir los niveles de inventario al por menor.”)

La gestión de la incertidumbre, la agilidad, la visibilidad El equipo de Tompkins señala con razón que la única certeza actual para los minoristas es la incertidumbre, especialmente en nuestros esfuerzos para recuperarnos de la Gran Recesión. Lo que esto significa es que la cadena de suministro debe ser lo suficientemente ágil para responder a todo, desde la demanda desigual a las fluctuaciones en la disponibilidad del producto. Un sistema ERP es uno de los principales medios para generar la información en tiempo real necesaria para ser capaz de ajustar los procesos de su cadena de suministro detallista al albur de cada día. ¿Es un sistema ERP la respuesta definitiva para el éxito de 2011? Por supuesto que no. Al final del día, siempre habrá factores externos que no podemos controlar. Además, ningún software es lo suficientemente potente como para apoyar el cambio de cultura empresarial necesaria para cumplir con las nuevas prioridades, en los casos en que no hay la visión por parte de los ejecutivos. Pero el ERP es ciertamente un paso en la dirección correcta en lo que respecta a la transformación de una lista de prioridades de la cadena de suministro detallista en una visión estratégica para el Retailer.

Sobre el autor

Prodware Marketing

El equipo de comunicación del departamento de marketing de Prodware

0 comentarios

No hay ningún comentario todavía

Se el primero en comentar Click aquí

Customer Centric Processes
 
El sector bancario vive una transformación profunda y estructural impulsada por...
 
Hoy en día, la innovación sigue siendo uno de los grandes...
 
La filosofía Do It Yourself, DIY o «hazlo tú mismo» traspasa...
 
El email marketing sigue siendo una potente herramienta de comunicación pero...
 
Durante 2015 los temas con más repercusión en el blog de...
 
La reputación online de una empresa es parte de su identidad...