Business InsightsIT
erp educativo
5 septiembre, 2014

Centros educativos: usar un ERP para obtener la mejor nota

Con el comienzo de curso, las empresas vuelven a su rutina habitual, reordenando su actividad y proyectándola para los próximos meses. Si esto es una realidad para las compañías en general, lo es aún más para las que, inevitablemente, alinean su actividad con el curso escolar, como es el caso de las instituciones educativas.

Pero para empezar el nuevo periodo docente con buen pie, ha sido necesario realizar, antes, un trabajo previo de administración de datos y gestión de procesos, en el que la tecnología tiene un papel cada día más importante. Para las empresas del sector educativo, sobre todo las que cuentan con varias sedes, es clave optimizar las tareas y gestiones administrativas, desde la contratación de profesores para cada centro, hasta la admisión de alumnos y el pago de sus matrículas, pasando por la utilización de espacios (aulas, salas, patios, instalaciones deportivas, etc) o la gestión de proveedores.

Esta tarea se hace aún más necesaria y urgente si se tiene en cuenta la competitividad existente en el sector de la Educación y los cambios permanentes a los que se ve sometido, por su propia naturaleza. Por eso en algunas latitudes, como Latinoamérica, casi un tercio de las instituciones educativas han adoptado ya ERPs, según el portal ERPFocus.com, y en España, instituciones tan prestigiosas como el Instituto de Empresa aumentan año tras año su gasto en inversiones tecnológicas de este tipo.

Por ese motivo, los software de gestión integral como los ERP’s ocupan un lugar cada vez más importante entre las herramientas de uso cotidiano en todo tipo de empresas del sector, desde guarderías, centros escolares e institutos, hasta universidades privadas, escuelas de negocios, academias y otras instituciones educativas. Además de proporcionar las funcionalidades habituales, de gestión contable y de recursos humanos, los ERPs aportan funciones verticales que se adaptan a las necesidades específicas de las empresas educativas.

De este modo, desde un ERP para el sector educativo se atiende de forma eficiente a la inscripción y/o salida anual de alumnos; su adscripción a distintos cursos y modelos flexibles, como demandan los nuevos sistemas educativos, con planes de estudio a la medida; su distribución por aulas, laboratorios y espacios didácticos variados de forma dinámica, también de acuerdo a horarios adaptados a cada necesidad; y la gestión de recursos para todas las materias y enseñanzas ofertadas.

Al mismo tiempo, un ERP permite no sólo administrar el día a día de la empresa y su funcionamiento, sino controlar y visualizar necesidades just in time, así como planificar la demanda futura de recursos, tanto humanos como materiales. En ese sentido, es posible optimizar la gestión de proveedores, con el consiguiente ahorro de costes; o planificar la captación y retención de profesionales, y abundar en estrategias de captación de nuevos alumnos, sobre todo si pueden combinarse acciones desde un CRM.

Sobre el autor

El equipo de comunicación del departamento de marketing de Prodware

0 comentarios

No hay ningún comentario todavía

Se el primero en comentar Click aquí

IT
 
El email supone una de las mayores fuentes de información en...
 
En la era de la información, gestionar las comunicaciones internas y...
 
Planificar la transición de la empresa hacia un entorno móvil se...
 
La transformación digital implica grandes desafíos en el ámbito de la...
 
Sistemas y dispositivos evolucionan a un ritmo febril desafiando nuestra capacidad...
 
El marketing evoluciona a pasos de gigante hasta convertirse en una...