Business InsightsIT
Big data e Internet de las cosas o cómo canalizar un tsunami de datos
16 marzo, 2015

Big data e Internet de las cosas o cómo canalizar un tsunami de datos

Hasta hace poco relacionar Big Data con Comercio significaba ahondar en las formas de captar, almacenar, ordenar e interpretar la información proveniente de distintas fuentes en relación a las ventas realizadas. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, a los datos de venta se han ido sumando otros relativos a las consultas de información que se realizan sobre determinados productos, por ejemplo a través de buscadores en internet, o las conversaciones en las que se hablaba de dichos bienes, por ejemplo en foros online o redes sociales. Sin duda, este cambio en la perspectiva ha multiplicado exponencialmente el volumen de información a tratar, así como la dificultad de procesarla.

Pues bien, aún quedaba, al menos, una vuelta de tuerca más para complicar aún más el asunto, ya que recientemente, se ha añadido a todo este maremoto de datos, los que provienen de apps, gadgets y objetos inteligentes, es decir, el originado por el Internet de las cosas. Es decir, hasta hoy, para realizar predicciones sobre tendencias en el comercio, y anticiparse a la demanda, era importante captar y analizar lo que se decía en redes sociales y lo que buscaban los usuarios en internet. Ahora, no basta con eso; es imprescindible analizar la información que transmiten todos los elementos que componen el internet de las cosas para elaborar predicciones acertadas sobre lo que demanda el mercado y hacia dónde se dirige.

En definitiva, anticiparse a esa demanda significará contar con herramientas capaces de captar esa información, almacenarla e interpretarla correctamente. Al mismo tiempo, se abre una oportunidad inaudita para la investigación de mercado: se ha pasado en apenas 20 años de tener que dirigirse al público con encuestas telefónicas para adivinar sus deseos, a disponer de “espías” involuntarios en forma de sensores, aplicaciones móviles, cámaras, bases de datos de imágenes y vídeos, y un sinfín inimaginable de fuentes de datos en constante actividad.

El reto, sin duda, será encontrar herramientas que puedan procesar correctamente todo este tsunami de datos. Pero una vez puestas en marcha, será posible acompañar las tendencias de consumo, en lugar de responder a las mismas, ya que al anticiparse su llegada, será factible darle salida durante su desarrollo y casi desde el inicio.

Suena a ciencia ficción, pero no es necesario irse muy lejos para encontrar ejemplos. Estas navidades, por ejemplo, fueron numerosas las cadenas de comercio y sus proveedores (fabricantes) que se anticiparon a los deseos de sus clientes, gracias al análisis en profundidad de las conversaciones en redes sociales y el uso que los consumidores hicieron, meses antes, de sus apps para móviles. Las inmobiliarias, por ejemplo, pueden predecir con bastante anticipación lo que ocurrirá en el mercado, no sólo con sus últimos datos de venta, sino analizando lo que se busca en internet en relación a venta de casas, o alquileres. Y ya no es descabellado pensar que los datos que transmite un sensor en un automóvil, o su geolocalizador, puedan servir algún día para predecir determinadas tendencias en la movilidad, o en el consumo.

Las aplicaciones de estas tecnologías de análisis del Big Data son tan amplias como pueda imaginarse y van desde anticiparse en la planificación de la fabricación, hasta proyectar el lanzamiento de campañas de marketing u organizar eficientemente la logística y el transporte de productos.

Sobre el autor

El equipo de comunicación del departamento de marketing de Prodware

0 comentarios

No hay ningún comentario todavía

Se el primero en comentar Click aquí

IT
 
La supervivencia de las empresas en un entorno altamente versátil y...
 
En la sociedad de la información, uno de los mayores activos...
 
La colaboración entre empleados es un factor clave para el éxito...
 
El desarrollo de la inteligencia artificial está haciendo resurgir el viejo...
 
Seguramente hayas escuchado el término CRM más de una vez, pero...
 
En plena explosión del Big Data y del cloud, la seguridad...